Problemas de no reemplazar los dientes faltantes

 En General

Cuando sufrimos la pérdida de piezas dentales, nuestro aspecto físico se ve afectado, así como nuestra sonrisa y el sistema masticatorio. Y, por otro lado, no podemos olvidar que nuestra autoestima y relaciones sociales también se pueden ver afectadas.

Ante la ausencia de dientes, se producen alteraciones en los tejidos orales y peri-orales, que se deberían corregir lo antes para evitar problemas como:

Problemas de estética dental: aquí, la posición del diente faltante juega un papel fundamental, ya que al sonreír puede verse el agujero de este diente que falta. La consecuencia principal es el complejo que ocasiona al sonreír.

Problemas para masticar y comer bien: la ausencia de piezas dentales tienen consecuencias sobre la dentadura y puede provocar la mala trituración de los alimentos. Esto también puede favorecer problemas sobre las encías, que hacen más esfuerzo.

Pérdida de hueso: se trata de una de las principales consecuencias, ya que si la pieza no se reemplaza cuanto antes, se pierde más hueso maxilar y se acelera el desgaste dental.

Movilidad dental: ante la ausencia de diente se genera un espacio que puede provocar con el tiempo que el resto de piezas dentales se muevan, ocasionando deriva dental y problemas en la oclusión, ATM,…

Envejecimiento prematuro facial: la deformación de los rasgos faciales es la consecuencia más evidente con el paso del tiempo, ya que se produce el hundimiento del labio.

MOTIVOS MÁS FRECUENTES QUE PROVOCAN LA PÉRDIDA DE DIENTES

  • Enfermedades bucodental como las caries, o la periodontitis en fases avanzadas pueden destruir los soportes y tejidos internos del diente.
  • Golpes o traumatismos también pueden provocar fracturas en el diente o directamente su pérdida.

SOLUCIONES ANTE LA FALTA DE DIENTES

Puentes dentales fijos: se trata de prótesis dentales fijas que van colocadas sobre dientes naturales tallados. Para facilitar su colocación, es necesario tallar los dientes sanos, pero debilita estas piezas dentales. Algo importante es que este tratamiento de rehabilitación oral no impide la re-absorción del hueso alveolar o pérdida de este en el paso del tiempo.

Prótesis dentales removibles o dentaduras postizas: son aquellas que podemos retirar siempre que queramos y fijar mediante la adhesión. En caso de perder la mayoría de dientes, el dentista puede recomendar la colocación de una prótesis dental completa y fija. Se trata de un tratamiento más rápido y sencillo.

Implantes dentales: es una de los tratamientos más seguros y exitosos, ya que es un producto sanitario 100% bio-compatible que se asemeja a la raíz de un diente natural y que se ósteo-integra al hueso alveolar. Actualmente es la mejor opción y es el único tratamiento que permite mantener el hueso alveolar, es decir, impide, la re-absorción ósea.

Noticias Recientes

Aumentan el riesgo de sufrir periimplantitis en personas con implantes dentales que no cuidan su higiene dentalLa salud dental de los mayores en cifras