Precauciones después de una cirugía de implantes dentales

 En General

Como ya te hemos comentado en más de una ocasión, la colocación de implantes dentales requiere de una pequeña cirugía, por lo que lleva implícito una serie de medidas a tener en cuenta en el postoperatorio.

Esta cirugía consiste en un procedimiento quirúrgico donde se inserta una pieza de titanio en el hueso maxilar a modo de soporte para albergar el diente. Para ello, es necesario anestesia local o en algunos casos, sedación leve. Es una cirugía poco invasiva que permite recuperar las actividades cotidianas en pocas horas.

No obstante, es necesario seguir una serie de recomendaciones para evitar complicaciones y que el postoperatorio sea lo menos molesto posible.

Tras las primeras 24 horas

  • Terminada la intervención, el implantólogo hará una serie de recomendaciones adaptadas a cada persona, pero en líneas generales, podemos decir que son las siguientes:
  • El implantólogo colocará una gasa en la zona del implante que deberás morder aproximadamente durante 1 hora para evitar hemorragias.
  • Será también importante que apliques frío en la zona tratada durante 48 horas para aliviar el proceso inflamatorio.
  • Después de la cirugía, no es aconsejable ingerir nada, ya que la anestesia durará algunas horas. Será el implantólogo el que te indicará en qué momento puedes empezar a comer.
  • No es aconsejable que practiques deportes de esfuerzo o hagas carga pesadas.
    Procura no escupir ni hacer enjuagues bucales enérgicos en las primeras 24h para que no haya riesgo de desprendimiento del coágulo y se desencadene una hemorragia.
  • Se debe mantener la higiene de la zona mediante colutorios a base de clorhexidina o agua con sal, en su defecto. Debe seguir la instrucción del dentista y usar el producto prescrito especialmente para usted.
  • Utiliza siempre un cepillado suave, especialmente en la zona intervenida.
  • A la hora de comer, es aconsejable tomar alimentos blandos y fríos y que tengan menor probabilidad de alojarse en la zona operatoria.
  • Si aparece algún sangrado, mantén una gasa mordida sobre la herida por un espacio de unos 20-30 minutos o hasta que haya cesado. Si el sangrado persiste, consulta al dentista.
  • No duermas en posición totalmente horizontal , utiliza un cojín o almohada para elevar el tronco y cabeza.
  • Siga estrictamente las recomendaciones del experto y no acuda a ningún remedio caseros, sobremedicación o combinaciones no prescritas.
  • Queda totalmente prohibido fumar o tomar alcohol.
  • Evite tocar con la lengua y dedos la zona intervenida.
Noticias relacionadas

Cuida tu salud bucodental con estos consejosProtégete de la sensibilidad dental con estos 7 remedios este verano