Tipos de férulas dentales

 En General

Hoy queremos hablar de los diferentes tipos de férulas dentales que existen en el mercado. Se trata de aparatos de plásticos o resinas acrílicas que son fabricados por el protésico dental para diferentes aplicaciones y son muy útiles para el buen funcionamiento de distintos tratamientos en odontología, implantología y ortodoncia invisible.

En función de su finalidad, están los distintos tipos de férulas dentales, presentando diferentes grosores y formas para conseguir la finalidad que persiguen.

Férula de descarga

Las férulas de descarga son las utilizadas en tratamientos contra el bruxismo (apretar y rechinar los dientes), que sufre entre un 10% y un 20% de la población y puede conllevar dolores de cabeza y de los músculos de la mandíbula, cuello y oído.

Son férulas duras y evitan el desgaste de las piezas que provoca el bruxismo. Su uso también está recomendado después de la aplicación de un implante, para evitar las parafunciones o sobrecargas en el sistema estomatognático.

Para su elaboración se utiliza resina de ortodoncia aplicada en una de las arcadas dentarias, así se evita que entren en contacto los dientes entre sí, y lleva la mandíbula a una posición articularmente adecuada.

Férula de Apnea del sueño

El síndrome de apnea es un trastorno grave donde las vías respiratorias se obstruyen repetidamente durante el sueño, provocando la fragmentación del sueño, disminución del descanso nocturno y grandes ronquidos. Con esta férula se reduce notablemente o se eliminan los síntomas, ya que minimiza el colapso de la lengua que ocurre en la parte posterior y lateral de las paredes faríngeas, mediante la reposición de la lengua como consecuencia del avance mandibular.

Férula de blanqueamiento

Existen tratamientos de blanqueamiento dental para realizar en casa, que utilizan férulas a medida donde se aplica el tratamiento con una jeringa. Son flexibles y finas para que se puedan adaptar perfectamente al paciente.

Férula de ortodoncia invisible

Estas férulas pretenden mover los dientes hasta la posición deseada de una manera cómoda y muy estética. Están elaboradas a medida y en cada fase del tratamiento se van cambiando para adaptarlas a la posición actual de los dientes.

Férula deportiva o protectores bucales

Estas férulas son más gruesas y están recubiertas por materiales de plástico flexible, en la mayoría de los casos de colores llamativos. Sirven para proteger los dientes en determinados deportes que pueden provocar traumatismos, además de mantener una buena oclusión durante los mismos.

Férula de retención

Son las que se utilizan una vez terminado el tratamiento de ortodoncia, para poder mantener los resultados obtenidos. De esta manera, se impida el movimiento de los dientes, ya que son rígidas (aunque no gruesas como las de descarga) y adaptadas a la forma de los dientes del paciente.

Férula radiológicas

Gracias a ellas conseguimos información diagnóstica antes de una intervención. Se fabrican a partir del encerado diagnóstico del caso con una estética favorable y una oclusión correcta. Su diseño debe asegurar su estabilidad durante la realización del escáner. Deben estar completamente apoyadas sobre la mucosa y no deben tener componentes metálicos o rebases blandos.

Férula quirúrgica

Son férula de resina acrílica que se utilizan como guía quirúrgica para conseguir la posición maxilar y/o mandibular, simulada previamente sobre un articulador, durante la cirugía ortognática.

Noticias Recientes

¿Qué son las prótesis provisionales y para qué sirven?Cómo puede cambiarte la vida los implantes dentales