Los puentes dentales, una buena alternativa ante la ausencia de piezas dentales

 En General

Hoy queremos abordar el tema de los puentes dentales, un tipo de prótesis dental fija que se coloca sobre dientes sanos previamente tratados o tallados para solucionar la ausencia de una o varias piezas dentales, recuperando de este modo la sonrisa. Consta de dos partes:

  • Los pilares, que son los dientes tallados que soportan la prótesis fija y asimismo las cargas que se ejerzan sobre ésta.
  • El póntico, que es el espacio del diente ausente.

Podemos decir que una de las principales ventajas de este tratamiento dental es su precio, mucho menor que un tratamiento de implantología. En contra tiene la pérdida de hueso alveolar, su duración, además de tener que tratar dientes sanos para su realización, por lo que se acorta la vida de éstos.

Por otro lado, hay que tener especial cuidado con su limpieza, ya que debido a su dificultad para limpiarlos, será conveniente usar irrigador de boca para mantenerlos sanos y que duren muchos años.

El cuidado de los puentes dentales

Uno de los aspectos fundamentales para el cuidado de los puentes dentales es que te cepilles bien los dientes, uses el irrigador de boca, además de visitar al dentista regularmente cada 6 meses para limpieza y revisión.

Y es que, el principal enemigo es la acumulación de restos de comida debajo de los puentes dentales, especialmente en la base de la corona, que puede provocar caries dental y enfermedad periodontal.

Noticias Recientes

CÓMO MANTENER LAS CARILLAS DENTALESGana calidad de vida con tu dentadura postiza