Alternativas a las dentaduras postizas de quita y pon

 En General

En el post anterior te hablábamos de las dentaduras postizas de quita y pon y hoy queremos mostrarte otros métodos utilizados para reemplazar los dientes perdidos, como son los implantes dentales y los puentes fijos. Ambos tienen como objetivo devolver la estética dental y la capacidad masticatoria para proporcionarle una mejor calidad de vida.

Como ya comentamos, los principales problemas de las dentaduras de quita y pon es que se mueven y hacen difícil la masticación. En cambio, en las sobredentaduras, aunque también son removibles, se apoyan implantes dentales, por lo que permiten mantener una mayor estabilidad y no se mueven tanto en la boca.

Las sobredentaduras son un tipo de prótesis removibles que van unidas a los implantes dentales, una técnica usada actualmente para evitar los problemas que normalmente tienen las dentaduras de quita y pon.

Por normal general, para hacer las sobredentaduras se usan cuatro implantes dentales distribuidos en la mandíbula o maxilar superior edéntulo. A los implantes se les coloca unos conectores que permitirá que los clicks instalados en la base de la dentadura se sujeten.

Por su parte, un puente dental fijo es un tipo de prótesis dental que se apoya sobre los dientes sanos y junto con los implantes dentales, son la mejor solución para las personas que han perdido uno o varios dientes naturales.

Los puentes dentales son más económicos que los implantes dentales, y una verdadera alternativa a estos, especialmente para las personas con presupuestos más ajustados.

Las prótesis parciales fijas ofrecen una gran resistencia y durabilidad, y mantienen muy bien su aspecto con el paso del tiempo. También son mucho más fáciles de limpiar que las prótesis dentales removibles. No obstante, su principal inconveniente es que hay que tallar dientes sanos, por lo que es un tratamiento mucho más invasivo que estas. No obstante, y para muchos pacientes, los resultados merecen la pena.

Y es que, además de las ventajas más obvias, como la recuperación de la función masticatoria y el reestablecimiento de la estética de su sonrisa, un puente dental evita diversos riesgos para la salud bucodental del paciente. Y es que, cuando hay ausencia de dientes, las piezas que rodean al hueco vacío tienden a girar o moverse para ocuparlo con el paso del tiempo, generando problemas de mordida, bruxismo y un mayor riesgo de caries y enfermedad periodontal.

Además, un puente dental también permite al paciente mejorar su aspecto, tanto de su sonrisa como de su rostro, ya que las personas con ausencias dentales suelen tener una pérdida de dimensión vertical, la distancia entre la nariz y el mentón, dando lugar a una característica “cara de bruja”. Por ello, gracias a los puentes dentales fijos, aumentan su autoestima y confianza en sí mismas.

Noticias Recientes

Gana calidad de vida con tu dentadura postizaDIENTES DE RESINA, OTRA ALTERNATIVA PARA LUCIR SONRISA